Sexto evento: ¡nos vamos a Monteblanco! ~ Yellow Spec
:::: MENU ::::

  • El equipo

  • Patrocinadores

  • Competición

jueves, 17 de enero de 2019




Esta vez nos esperaba Monteblanco, a este evento le guardo especial cariño. Fuimos hasta el circuito en el coche sin saber cómo iba a responder el motor ante un viaje tan largo. Decidimos salir con tiempo así que salimos el día de antes con la intención de "hacer turismo" y disfrutar un poco de la zona. Era el primer evento fuera de Almería en el cual dormiríamos cerca del circuito, cosa que nos reconfortaba.



Revisamos el coche más estrictamente que de costumbre; tenia que aguantar un viaje de muchos kilómetros, competir y volver de una pieza. Nos preocupaba el desgaste de las ruedas y frenos, pero estábamos seguros de tener una buena estrategia para el evento.

Salimos dirección Huelva e hicimos una parada en El balcón de Europa. Suelo ir allí cada vez que voy dirección Málaga, es un lugar tranquilo donde puedes disfrutar de unas buenas vistas y de unos ricos helados, siempre es una buena idea parar allí a descansar un poco.


En el viaje de ida paramos a comer en el restaurante La Choza de Manuela. Nada mas llegar vimos una gran cola de varias decenas de personas esperando para poder sentarse. En cualquier restaurante eso se basaba a 2h de espera mínimo, en este establecimiento se reducía a unos 30 minutos, era increíble, así como la rapidez en la mesa, la calidad y la sorprendente cantidad de comida.



Proseguimos el viaje hasta llegar al hotel, estábamos justo en una zona que aparentemente "no había mucho que ver". Estudiamos algunas rutas cercanas por si teníamos que ir de urgencia a por gasolina, a algún comercio o cafetería para desayunar/cenar; al final acabamos cenando en el hotel, pero sinceramente dudo mucho que repitamos cenar allí. Conocimos a unos compañeros que entrarían al circuito al día siguiente. Después de cenar fuimos a la habitación y revisamos la estrategia adecuada para el evento.

En el evento empezamos a grabar el directo pero no había mucha cobertura y a veces fallaba la grabación; siempre se paraba la transmisión unos segundos en la curva de fe.


La pista estaba húmeda, lo que nos daba esperanza con respecto a la temperatura general del vehículo, así podíamos conservar mejor ruedas y frenos. Optamos por no sacrificar la mecánica en más de 4 o 5 vueltas hasta que "estuviésemos seguros de poder hacer un buen tiempo". Había una niebla muy espesa típica del lugar y hubo unas horas en las cuales nadie podía entrar a pista.


Monteblanco es un circuito que te incita mucho a pisar los pianos, donde las gomas se gastan más rápido que en otros circuitos y donde la media de velocidad es más alta, castigando más los frenos. Esta vez decidimos experimentar poco con la presión de los neumáticos debido a que no sabíamos si la temperatura de la pista se iba a mantener y decidimos una presión de inflado más flexible a cualquier cambio posible.

Llegó el final del evento. El coche había aguantado bien, pero el clima variable y algunas averías de los asistentes con bandera roja fueron causante de las varias horas que la pista estuvo cerrada. A pesar de ello pudimos lograr un gran tiempo y volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja, pero esto no había acabado, quedaba volver.



Como dije, es un circuito que te hace sonreír mientras vas pisando pianos, mientras apuras las curvas, mientras trazas a fondo las curvas de fe... Todo eso hace que el brutal desgaste mecánico merezca la pena. Paramos antes por que comprobamos que iban a empezar a escasear los neumáticos y las pastillas para volver a casa. Fue una vuelta a casa dura, pero las sensaciones de ese circuito merecieron la pena.

A final de temporada es uno de los circuitos que más me han gustado, donde tenías bastante margen para trazar, disfrutabas subiéndote en los pianos (las ruedas no tanto) y donde he dejado un poco de nosotros en cada entrada a pista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Consigue aquí nuestro dossier Descargar